Es la noticia de la semana, del mes y posiblemente del año en Rías Baixas (Galicia): Burdeos, una de las regiones vinícolas más famosas del mundo, acaba de incluir la uva albariño entre sus variedades de uva autorizadas para que sus viticultores puedan plantarla de forma experimental.

Parece increíble que, hasta hace apenas 30 años, esta variedad autóctona no fuera apreciada, salvo en tierras gallegas. Hoy, sin embargo, es el tesoro de las Rías Baixas y el gran referente internacional del vino blanco español. Un vino de exquisito nivel/calidad, elevada acidez, una nariz floral y un delicado sabor a albaricoque y manzana que si, por algo se caracteriza, es por el profundo respeto a la tipicidad de esta uva tan especial.

No hace falta ser un experto para disfrutar de un albariño de Rías Baixas pero, como a todo buen amante del vino, te gustará conocer algunas curiosidades interesantes de esta Denominación de Origen, única e inimitable por más que se intente copiar.

1. El albariño es una variedad de uva autóctona del sur de Galicia

Todas las zonas vitivinícolas más famosas del mundo tienen una bonita historia que narrar. Y Rías Baixas no es una excepción. Durante años se contó la leyenda de que fueron unos monjes de la Orden de Cluny los que trajeron a Galicia las primeras cepas de albariño en el siglo XII, propiciando su cultivo durante su larga estancia en el monasterio de Armenteira, en la comarca pontevedresa de O Salnés.

uva rias baixas

Otras historias afirmaron que la producción del vino en Rías Baixas comenzó con los romanos y la creencia más reciente es que fueron suevos y visigodos, durante las migraciones germánicas del siglo V, los que trajeron la uva albariño desde Centroeuropa hasta Galicia.

Leyendas aparte, hoy se conoce que la variedad de uva albariño lleva cultivándose en las Rías Baixas más de mil años, habiéndose adaptado de forma tan única y exclusiva a las condiciones de clima e insolación de este “terroir”, que uva y denominación de origen no se entienden por separado. Es posible que romanos, suevos, visigodos y posteriormente los monjes llegados procedentes de Francia, trajeran métodos para obtener de la variedad albariño mejores vinos. Pero para entonces esta uva ya estaba profundamente imbricada en la evolución y desarrollo de Rías Baixas.

2. El cultivo de la uva albariño continúa realizándose en emparrado

Ésta es otra de las grandes particularidades del albariño, dado que el manejo de los viñedos ejerce una gran influencia sobre la calidad de la uva y es determinante en la síntesis de azúcares y acidez total de los vinos. Así, y aunque en los últimos años se observa una tendencia al uso de espalderas, para aumentar la producción y favorecer la mecanización de las labores agrícolas, en Rías Baixas aún prevalece el sistema de emparrado para conducir la vid.

Miguel Tubio, director técnico y de viticultura de Bodegas Martín Códax, nos explica en poco más de 1 minuto este tradicional sistema de conducción de viñedos tan característico de Rías Baixas:

3. Rías Baixas, principales cifras de esta Denominación de Origen

La Denominación de Origen Rías Baixas se creó en 1988 con 492 viticultores y 14 bodegas, que producían alrededor de 2 millones de litros de vino. Hoy es la principal región vitivinícola de Galicia, con 4.000 hectáreas de viñedos que cultivan 5.500 viticultores en 21.825 parcelas que abastecen a 184 bodegas.

vinedos albarino rias baixas

Su principal característica, por tanto, es que la producción de albariño está muy condicionada por el minifundio propio de Galicia, las fuertes y sabias manos del pequeño agricultor gallego, que en pleno siglo XXI continúa apostando por la viticultura tradicional, prácticamente artesanal.

Y es que el cultivo de esta variedad supone el 96,5% de la producción, siguiéndole las variedades blancas caiño blanco, treixadura, loureira blanca, torrontés y godello. Las variedades tintas solo suponen el 0,79% del total de uvas vendimiadas.

4. Las 5 subzonas de Rías Baixas

La producción de Rías Baixas Albariño (monovarietal, con 100% de uvas albariño) ha adquirido un peso fundamental en el desarrollo económico de Pontevedra, pero también de A Coruña. Cuenta con cinco subzonas que, además de albariño, elaboran otros vinos pluvarietales en base a albariño:

mapa rias baixas

5. Ficha de cata genérica de los monovarietales Rías Baixas Albariño

  • Fase visual: amarillo pajizo con reflejos dorados y verdes de aspecto cristalino y brillante.
  • Fase olfativa: Intensidad media. Aromas florales y frutales. Flor blanca, cítricos, manzana, albaricoque, fruta con hueso…
  • Fase gustativa: En boca suelen ser frescos y equilibrados, untuosos con una acidez moderada y bien integrada con recuerdos frutales (manzana y albaricoque). Suelen tener amplia estructura. Con una fase retronasal frutal intensa que confirma los aspectos olfativos. Es postgusto es persistente, sabroso y afrutado.

albarino rias baixas

6. Maridaje

Son el perfecto acompañamiento de pescados y mariscos propios de la gastronomía gallega. Acompañan con todo tipo de aperitivos, desde las conservas hasta salazones, frituras y pinchos variados. Son vinos que maridan muy bien con todo tipo de arroces y respetan, como pocos, las pastas aderezadas de salsas especiadas y quesos. Y obviando el tópico, matrimonian de forman excelente con todo tipo de carnes blancas, respetando y alargando el sabor de éstas, ya sean guisadas o a la plancha.

 

“Existe más historia que geografía en una botella de vino”

J. Kressman

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This