Los amantes del vino son conscientes de que, para saber de vinos, hay que conocer el vino francés. Y para “familiarizarse” con el vino francés, hay que conocer al otro grande junto con el Burdeos, al Borgoña. La región de Borgoña es tan importante tanto por sus vinos blancos, como por sus vinos tintos, podríamos escribir una enciclopedia sobre ellos.

Pero estamos en verano, con la mente puesta en las vacaciones, y en esta ocasión queremos ofreceros un viaje. Una escapada enológica única, exclusiva y de lujo; un básico a visitar al menos una vez en la vida por los grandes “peregrinos” del vino: Beaune, el paraíso del Borgoña.

 

A 300 kilómetros de París, la “ladera de oro” del vino

Borgoña tiene cinco distritos distintos y en cada uno de ellos se produce vino, pero todos diferentes. Estos distritos son: Chablis, la Côte d’Or, la Côte Châlonnaise, el Mâcannais y Beaujolais. El corazón de todos ellos es la Côte d’Or –que literalmente significa “lado”, “zona” o “ladera”, de ahí la “ladera de oro”–, una franja delgada de unos 65 km de longitud al sur de Dijon, capital de la Borgoña.

La Côte d’Or se divide, a su vez, en 2 zonas: Côte de Nuits –donde se producen casi exclusivamente borgoñas tintos, aunque es famoso su blanco Musigny Blanc– y Côte de Beaune. A esta última nos dirigimos.

Beaune y el Hotel-Dieu

hospicio Hotel-Dieu

bodega de beauneBeaune es la ciudad más importante de la Côte d’Or y la capital de la Côte de Beaune, una de las ciudades más bellas de Francia, maravillosa postal medieval donde se encuentra el monumento más emblemático de la Borgoña, el antiguo Hotel-Dieu, fundado en 1443. Antiguo hospicio para pobres, es una visita imprescindible por su arquitectura gótica, su tejado de tejas policromadas, su bodega y sus viñedos, que producen vinos excelentes que son subastados en noviembre.

Pero un pecado sería ir a Beaune e irse sin visitar el Museo de Bellas Artes y su increíble colección de obras flamenca, su basílica de Notre-Dame, la iglesia de San Nicolás, las murallas o el Museo del Vino, ubicado en un precioso palacio del siglo XV. Por tanto, Beaune hay que pasearla, conocerla y catarla, como buen paraíso del vino que es, repleta de pequeñas bodegas abiertas a calles encantadoras donde se mezcla la madera del medievo, mansiones góticas y elegantes palacios renacentistas.

Un curso en la Burgundy Wine School de Cristina Otel

enoturismo burgundy wine school curso cristina otel

Estos son algunos de los lugares más emblemáticos que visitar en Beaune. Si quieres saber más, puedes obtener información en Beaune Tourism, a través de Bourgogne Wines y en la que podría llegar a ser la auténtica medalla de oro de esta escapada enoturística: la Burgundy Wine School. Porque si es tu pasión por el vino la que te anima a ir hasta Borgoña y Beaune, no puedes dejar pasar la oportunidad de hacer un curso con la famosa experta Cristina Otel.

Pese a su juventud, pocos saben ya del complejo universo del Borgoña –tan complejo como exquisito, dependiendo de la especificidad de su terroir–, como Cristina. Licenciada en Vine Sciences por la Universidad de Borgoña, Técnica en Viticultura e Enología y Master Vine, Wine y Terroir, tras varios años de trabajo dedicada a la producción y comercialización de grandes bodegas como Domaine des Croix, Camille Giroud, Domaine de la Vougeraie o Domaine d’Ardhuy, entre otros, Cristina Otel decidió abrir su propia Escuela de Vinos de Borgoña para enseñar a los amantes del vino las peculiaridades de los vinos de esta inigualable región vinícola.

Experiencias de 90 minutos hasta cursos de 8 horas nivel experto

cristina otel Burgundy Wine SchoolEn su escuela, Cristina te ofrece un amplio abanico de experiencias. La más sencilla, un curso intensivo de 90 minutos para aventureros con prisas que solo quieren conocer los conceptos básicos del Borgoña y posteriormente aventurarse por su cuenta por la Côte de Beaune. Más divertidos son los cursos de 3 horas que incluyen clases teóricas, catas comparativas y visitas a los viñedos de Côte de Baeune y Côte de Nuits.

Y la guinda: el curso de 8 horas, repartidas en 2 días, una experiencia intensa, única donde las haya, en la que sumergirse prácticamente a un nivel de experto en el complicado mundo de rangos del vino de Borgoña, visitando los viñedos de la denominación de origen –AOC (Appellation Controlée, en francés) de esta maravillosa subregión– con calificaciones Premier Cru y Grand Cru.

Borgoña es una región tan fascinante, que cualquier amante del vino guardará como un tesoro en sus recuerdos esta escapada de enoturismo en Francia. Y Beaune es su joya, no decepciona a nadie. ¡Santé!

mapa borgoña y regiones de produccion de vino

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This