Los vinos espumosos son un universo aparte en el que el champán siempre fue la estrella fulgurante. Pero el cava, el espumoso español, empieza a robarle protagonismo al francés superándole en ventas y en presencia. Solo o acompañado porque marida bien con todo. La elegancia, el encanto, el frescor y la magia de su gusto trasciende ya a las celebraciones y fiestas señaladas, convirtiéndose en la nueva estrella del verano en Madrid, Cataluña, País Vasco y Baleares.

Cava, la alternativa más refrescante para sustituir la copa de vino o de cerveza

A diferencia de muchos otros vinos, el cava es un vino perfecto para tomar solo, sin acompañamiento de comida. Y sin necesidad de tener algún motivo para brindar, básicamente por el puro placer de deleitarse con el frescor que aporta su efervescencia, resultado de la fermentación natural con levaduras y azúcar agregados al vino base.

Además, el cava se toma frío, lo ideal entre 7 y 8ºC, porque a temperatura más baja el sabor se vuelve más simple y flojo. A esta temperatura idónea, el gusto resulta más agradable al paladar, al mantenerse el equilibrio perfecto entre acidez, frescor y efervescencia. Una temperatura perfecta que se logra introduciendo la botella de cava media hora antes de servirla en una cubitera o recipiente que contenga la mitad de hielo y la mitad de agua.

Cava, la combinación idónea con todo tipo de platos

El cava es el vino ideal para acompañar a un menú completo, desde los aperitivos hasta los postres, ya sean a base de alimentos básicos, recetas sencillas o grandes elaboraciones de fiesta. De hecho, según la Master of Wine Mary Ewing-Mulligan, ningún vino es mejor que el espumoso para combinar con recetas elaboradas, por ejemplo, con huevo, ¡tenlo en cuenta la próxima vez que prepares una tortilla de patatas, con o sin cebolla!

Los platos picantes o condimentados con especias, tan característicos de cocinas internacionales como los de las cocinas chinas, hindú o mexicanas, son estupendos también con cava seco o Brut –se denomina seco o Brut por tener menos azúcar añadido a la fermentación–. Una combinación perfecta para los que, por otro lado, prefieran nuestro fantástico jamón ibérico: ¡prueba una tosta de jamón con tomate con cava Brut Nature Reserva o Gran Reserva y nos cuentas!

Maridando con cava

Si algo caracteriza al cava es, por tanto, su versatilidad. Pero teniendo en cuenta sus variedades atendiendo a la duración de la crianza –cava, reserva, gran reserva–, el contenido en azúcar –brut nature, extra brut, brut, extra seco, seco, semi seco y dulce– y las variedades de uvas empleadas –las principales: Macabeo (Viura), Xarel-lo y Parellada–, las asociaciones gastronómicas serán exquisitas:

Para aperitivos y entrantes, un Cava Brut a temperatura adecuada resultará el acompañante perfecto. Con el marisco, por ejemplo, el cava logra una armonía muy interesante, al potenciar el sabor y la intensidad aromática del producto.

Con ensaladas, pasta y arroces: el punto de acidez estimulante y fresco del cava es idóneo para compensar los matices de los distintos tipos de vinagres añadidos a las ensaladas; el sabor neutro de la pasta facilita que maride perfectamente con nuestro tipo de cava favorito; y con los arroces, un Cava Brut o Brut Reserva logran la armonía perfecta.

Combinaciones con pescados y carnes también son ideales con cava. El cava marida muy bien con pescado y más si este último es azul al compensar en boca la sensación grasa, armoniza fantásticamente con todo tipo de aves, especialmente con el pavo, y redondea de forma idónea el sabor de carnes rojas.

Para los postres es mejor descartar los Brut si estos últimos son excesivamente dulces. El cava semi seco marida bien en general con toda la fruta natural, pero para tartas y pasteles es mejor decantarse por cavas dulces.

Si tienes invitados, sorpréndeles con cava

El cava hace honor a los invitados, ¡qué mejor forma de recibirles que ofreciéndoles una copa de este maravilloso vino espumoso! Y si son muy especiales para ti, hazlo con una botella magnum. Los espumosos fermentan mejor en botellas grandes, por lo que los mejores elaboradores de cava suelen embotellar magnums de sus mejores crianzas y reservas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest